f v
^

Hola humanos, os habla una hormiga

Ya estoy aquí. Después de varios días de resistirme a las peticiones de Laura (a pesar de su magnetismo sexual) por fin me digno a escribir algo en nuestro querido y a penas recién nacido blog.

No sé por dónde empezar, así que usaré estos párrafos para divagar un poco sobre mi experiencia en esta empresa.

Todo empezó para mí cuando apenas llevaba un año de vida este hormiguero, y desde el primer día llevo viendo a los socios tirando de la productora con el ímpetu de una hormiga que arrastra una pipa entera 10 veces más grande que ella. No me olvido de Ángel, cuyo talento exportamos a México; ni de Pitu, que dio mucho y pidió muy poco.

Pasamos épocas malas y épocas peores, pero al final el trabajo ha dado sus frutos; cada vez esta colonia de hormigas se hace más numerosa y más fuerte, así que puedo decir que vivimos una época feliz… Pero bueno, como no me quiero poner ñoño y hace apenas una semana que volvimos de Bilbao, quería aprovechar para pedir disculpas a esta familia por mis desapariciones no intencionadas en el viaje. En mi defensa, como ya os dije, diré que tanto rojiblanco me nubló la vista, y el “patxaran” no ayudaba. Además la gente de Bilbao me acogió como a uno más y he conocido a gente muy maja, incluido algún inglés ebrio con el que deliberé de “football”

Aún así tuve tiempo de sobra para veros en vuestra salsa nocturna: Susana la bailonga, Paloma “unchained”, Fer y sus brebajes, Laura que se nos puso mala (pobrecilla), Gilles el canadiense errante (también tuvo sus bombas de humo), José Carlos, mi “hermano”, que nunca perdía la compostura a pesar de lo que pudiera ingerir en líquido, David el desertor que partió un día antes a Madrid (no te lo tenemos en cuenta) y Pedro… perfectamente mimetizado en el ambiente bilbaíno impartió justicia como nadie con su látigo imaginario.

Una pena la baja de Juanma, se te echó de menos, sobre todo Pedro que tuvo que batallar sólo la noche bilbaína, aunque encontró en Fer un gran escudero y un alquimista de primera mezclando caldos que muchos consideraría prohibidos, pero ¡ya habrá más como esta!

Saludos a tod@s!

Álex Serna.

Reply

*